5 '

Bruce McLaren nació el 30 de agosto de 1937. Hijo de Les y Ruth McLaren quienes tenían un taller de servicio en Auckland, Nueva Zelanda

Bruce McLaren nació el 30 de agosto de 1937. Hijo de Les y Ruth McLaren quienes tenían un taller de servicio en Auckland, Nueva Zelanda. Su padre fue un corredor aficionado de motociclismo hasta que un accidente lo retiro de las competencias, pero sólo de motociclismo pues seguía participando en las organizadas por los clubes automovilísticos de su ciudad y donde el pequeño Bruce lo acompañaba siempre que tenía un tiempo libre, lo que lo atrajo sobremanera a las competencias de autos. 

Estas experiencias y el taller de sus padres hicieron que Bruce aprendiera no sólo a conducir (tenía 14 años cuando compitió por primera vez) sino a conocer la ingeniería y mecánica de los autos. De niño, sufrió la enfermedad de Perthes la cual afectaba los huesos de su cadera y que a la larga le dejó la pierna izquierda más corta que la derecha. Esto le traería en el futuro bromas de sus colegas pilotos que decían que había que elevarle el pedal del clutch para que lo alcanzara bien.

En 1958, participó en el Gran Premio Internacional de Nueva Zelanda donde, a pesar de no ser una prueba puntuable para el campeonato de Fórmula 1 si participaron varios de sus principales pilotos y fue ahí donde Jack Brabham se dio cuenta de este joven novato que destellaba por su arrojo y pericia y se decidió a cobijarlo bajo sus alas.   

Por intervención de Brabham, Bruce fue invitado a participar en la fábrica de John Cooper en Inglaterra y gracias a un patrocinio de los organizadores del GP Internacional de Nueva Zelanda se pudo lograr ese objetivo. 

Bruce llegó a Inglaterra a participar como mecánico y piloto pues entre muchas otras cosas este joven presentaba una curiosidad enorme, así como una capacidad analítica fuera de lo común lo que, aunado a su pasión por los autos lo hacía un desarrollador de autos muy especial.

Cuando se le asignó su primer auto, un F2, Bruce llegó a la fábrica con Mr. John quien le dijo "¿te gustaría ver tu auto?, ahí lo tienes" y, al voltear Bruce vio en diferentes mesas fierros, tuercas y tornillos y pedazos de metal… "Sera bueno que comiences a armarlo, en tres días lo probamos en pista".

Su primera gran carrera fue en el año de 1958, en el Gran Premio de Nurburgring con un Fórmula 2 donde gano en su categoría y fue 5º general. Para el siguiente año participo en la Fórmula 1, al lado de su "padrino" Jack Brabham en Cooper y en ese mismo año ganó su primera carrera en el circuito de Sebring, convirtiéndose en ese momento en el piloto más joven en haber ganado un Gran Premio a los 22 años y 104 días, al año siguiente acabó el campeonato en un sorprendente segundo lugar, atrás de su compañero y amigo "Black Jack" Brabham.

En 1964 y aún bajo la marca Cooper corre con el primer auto diseñado por él. Al final de la temporada de 1965 anuncia la creación de su propio equipo el cual nace de la marca que previamente había registrado en 1962: Bruce McLaren Motor Racing, LTD con su compatriota Chris Amon como compañero. Inicio su equipo sin recursos, pero con muchas ilusiones. Amon se fue a Ferrari para 1968 y Bruce invito a otro neozelandés, Denny Hulme a correr con él.

A la par de la Fórmula 1, también se involucró en las carreras de autos deportivos, habiendo corrido para Ford en las 24 Horas de Le Mans ganando la carrera, y algunas competiciones en Estados Unidos, entre ellas, las 500 millas de Indianápolis. Su relación con Ford se estrechó y esta marca le contrató para hacer tests en sus deportivos. 

Así mismo Firestone también lo contrató para testear neumáticos y así fue incrementando sus ingresos los cuales iban directamente a su fábrica que ya no solo se enfocaba en autos de F1 sino en deportivos para la muy popular categoría de CanAm donde él y Chris arrasaban.   

Poco tiempo después de iniciar sus participaciones ahí con sus propios autos otros pilotos comenzaron a comprar sus vehículos llegando los autos McLaren a representar el 50% de la parrilla en esta categoría. 

Su interés en la Formula 1 nunca decayó, por el contrario, día a día se empecinaba más en ser un triunfador ahí y fue en el mismo 1968 que obtuvo la gloria al ganar el Gran Premio de Bélgica en su propio auto, la primera victoria de un auto McLaren en la F1.

Considerado por muchos como un verdadero genio, Bruce revolucionó el diseño de autos de carreras siempre involucrado hasta los codos en el diseño, configuración, testeo y conducción de sus autos en todas las competencias que le era posible entrar.   

Siempre de buen humor y contagiando de eso a sus colegas de equipo (pues él nunca quería considerarse como el jefe, sino como "uno más" del equipo) creaba un ambiente de trabajo de lo más positivo, creativo e incluyente donde cualquiera podía aportar, todos tenían voz en la participación del equipo y esto quedaría muy marcado más adelante.

Adicto al trabajo y pasando mucho más tiempo a bordo de aviones que de sus autos corría un fin de semana en Canadá o Estados Unidos y el siguiente en Europa en sus Formula 1. Padre de tres, empezaba a pensar en tomar un papel más administrativo para poder dedicarle más tiempo a su familia, pero aún era demasiado pronto. 

Los Formula 1 (y CanAm) habían usado unas alas muy elevadas en sus carreras, pero habían ocurrido muchos y muy graves accidentes por lo que al final de 1969 fueron prohibidas, dando paso a los alerones que ahora vemos, por lo que Bruce no quería perderse de la oportunidad de participar en este nuevo formato aerodinámico para ambas categorías.

El 16 de junio de 1970, iniciaba la temporada CanAm y Bruce necesitaba urgentemente acabar de definir el diseño de estos alerones traseros para los muchos autos de su marca que competirían ahí.

2 de Junio de 1970. Circuito Goodwood, Estados Unidos. Test de autos CanAm, pruebas de alerón trasero

Primera sesión de pruebas, le indican a Bruce que termina la sesión, pero él dice "un ajuste más y una última vuelta de test"

Y fue la última vuelta de Bruce a bordo de un auto de carreras, un accidente le arrebato la vida terminando así con la vertiginosa carrera de este inventor, ingeniero y piloto fuera de serie, como jamás volvió a haber otro.

Días después de su muerte, Chris Amon que quedó al frente del equipo y los demás jefes determinaron un día de cierre de la planta de CanAM en honor a su fundador, pero, y como muestra de quien era Bruce y cuanto lo amaban sus colegas TODO el personal se presentó a la fábrica pues tenían que terminar los autos vendidos y que competirían en solo 14 días pues si no, como dijo uno de sus mecánicos "no nos perdonará si no entregamos a tiempo".

Su legado persiste y no hay un solo aficionado de Fórmula Uno que desconozca este nombre: McLaren

Deja un comentario