< 1 '

El piloto mexicano explicó sin temor alguno su rendimiento en las últimas carreras, asegurando que los domingos es muy competitivo pero que le sigue faltando algo los sábados, al volante de un monoplaza muy distinto al Racing Point

No es fácil ser el compañero de equipo de Max Verstappen, como ejemplos están Pierre Gasly y Alexander Albon, que lo descubrieron antes, y ahora también se puede ver en Sergio Pérez. 

El mexicano dijo que necesitaría un periodo de adaptación antes del inicio de la temporada, pero está costando más de lo esperado.

En las últimas carreras, la diferencia con su compañero de equipo se siguió apreciando. En una entrevista con Motorsport.com, Pérez dijo que el cambio de Racing Point a Red Bull es bastante grande. 

El coche y el motor Honda requieren un estilo de conducción completamente diferente al que estaba acostumbrado en los últimos años.

MONZA, ITALY - SEPTEMBER 10: Sergio Perez of Mexico driving the (11) Red Bull Racing RB16B Honda during practice ahead of the F1 Grand Prix of Italy at Autodromo di Monza on September 10, 2021 in Monza, Italy. (Photo by Rudy Carezzevoli/Getty Images) // Getty Images / Red Bull Content Pool  // SI202109100247 // Usage for editorial use only //

Según admite, la diferencia con Verstappen en carrera es ahora mucho menor, pero admite que todavía tiene que dar un gran paso, especialmente el sábado. 

"El ritmo de carrera es ahora bueno, pero en la clasificación, todavía tengo que encontrar algo. Soy muy sincero al respecto". 

"Si quieres verlo de forma positiva, también puedes decir: el delta que hay el sábado suele desaparecer de nuevo en la carrera".

Pérez, por su parte, tiene puestas sus esperanzas en 2022, cuando todos los pilotos tendrán que acostumbrarse a un nuevo coche, por lo que todos empiezan de cero. 

"¿Si ese estilo se adapta mejor a mí? Ya lo veremos, pero por lo demás, me aseguraré de que mi estilo de conducción se adapte al nuevo reglamento", dijo Pérez.

Deja un comentario