2 '

Valentino Rossi reconoció que se sintió celoso por la visita de la Fórmula 1 a Mugello, mientras que MotoGP se ausentará y no visitará el mítico trazado en la presente temporada.

El pasado fin de semana fue la primera vez que la F1 desembarcó en el circuito toscano de Mugello, situado a pocos kilómetros de Florencia. Mugello ha sido la sede del GP de Italia de MotoGP desde 1994; sin embargo, no visitará dicho trazado en la actual temporada debido a las modificaciones sufridas en los diversos campeonatos debido a la pandemia del COVID-19.

Sin embargo, Valentino Rossi sabe ya lo que es rodar en un F1 en Mugello. Lo hizo cuando probó con Ferrari durante dos días en 2008, calificando la experiencia como “increíble” y destacando la bajada de cuatro curvas: Casanova y Savelli, y las dos Arrabiatas.

“Me da cierta envidia no estar en Mugello este año, mientras que la F1 ha corrido allí”, dando su opinión sobre la reciente visita de la categoría reina a trazado italiano. “Para mí y para muchos pilotos es uno de los mejores circuitos del mundo en moto, y también con los coches”.

“Tuve la oportunidad de conducir un Fórmula 1 de Ferrari en dos ocasiones en dicho trazado, y simplemente fue impresionante. Una de las veces fue en mojado, y disfruté muchísimo, sobre todo en la salida de las curvas de Casanova, Savelli, Arrabiata 1, Arrabiata 2”.

 

“En la Arrabiata 2 vas a fondo con un coche de Fórmula 1 a 275 km/h, y lo haces completamente a ciegas porque el coche está muy bajo comparado con la MotoGP, así que no ves la salida. Habrán disfrutado mucho corriendo aquí”.

“La única pega que le veo es la anchura de la pista, ya que ésta no es demasiado ancha, y los coches actuales de Fórmula 1 son bastante grandes. Esto pudo dificultar quizá algunos  adelantamientos”.

Rossi llevó a cabo un programa de test con Ferrari a mediados de los 2000, coincidiendo con algunos pilotos titulares de F1 en 2006 en Valencia.

Valentino Rossi Mugello