3 '

Zak Brown ha revelado que McLaren podría haber mantenido a Carlos Sainz en sus filas, pero que en realidad querían tener a Ricciardo.

La noticia sorpresa de la silly season de 2020 fue el fichaje de Carlos Sainz por parte de la Scuderia Ferrari, incorporándose al equipo italiano en 2021. Una noticia que pilló un poco a todos por sorpresa, ya que el que sonaba para sustituir a Vettel era el australiano Daniel Ricciardo. Sin embargo, el español se hizo con el, hasta entonces, cotizado asiento, provocando así el fichaje final de Ricciardo por el equipo McLaren.

Dado que el contrato entre el piloto español y el equipo británico expiraba a final de este año, se pensó que poco se podía hacer para evitar que se fuera, ya que el deseo del entorno del español era que se uniera a los de Maranello. El CEO de McLaren, Zak Brown, ha dicho en el podcast oficial del Gran Premio de Australia, In the Fast Lane, que ellos tenían “la capacidad de impedir que Sainz se fuera a otro equipo, pero siempre hemos querido tener a Ricciardo en nuestras filas”.

“Fue uno de esos momentos donde todo encajó, y que además Carlos deseaba correr para Ferrari, lo cual es totalmente comprensible. Obviamente sólo lo habríamos permitido si hubiéramos sentido que podíamos conseguir a alguien de la capacidad de Daniel. Daniel estaba en nuestro punto de mira ya hace un par de años, por tanto dejamos vía libre a Sainz una vez que pudimos asegurarnos a Daniel en nuestro equipo, que además cuenta en su palmarés con 7 victorias. Además, con su incorporación, mantendremos un buen nivel de pilotaje, ya que Lando también se está superando y mejora en cada carrera”.

Antes de unirse a Renault para la temporada 2019, Ricciardo ya mantuvo conversaciones con McLaren antes de decidir finalmente firmar con el equipo francés. Por aquel entonces, los británicos no gozaban de una buena posición, lo que hacía al equipo, en principio, no muy atrayente. Sin embargo, la mejora llegó y el equipo ha ido superando sus expectativas: en la temporada 2019 consiguieron su primer podio con Sainz en el GP de Brasil, siendo éste el primero desde Australia 2014, donde tanto Kevin Magnussen así como Jenson Button subieron al podio.

Brown dice que esta mejora del equipo británico y el nombramiento de Andreas Seidl como jefe de equipo han sido decisivas para dejarse al final querer por los de Woking. Brown ha dicho al respecto que “Hace un par de años estábamos saliendo de una temporada horrible, una de las peores en la historia de McLaren y realmente todo lo que podía hacer en ese momento era prometer o hacer reclamos a Daniel sobre cuáles eran mis intenciones, lo que en ese momento sólo son palabras que muy fácilmente no pueden llegar a cumplirse.”

“Por tanto, es comprensible que cualquier piloto no se sienta atraído por nuestro equipo. Sin embargo, ahora han cambiado las tornas, y estamos en una mejor posición, lo que a ojos de un piloto nos hace más atractivo y te tocan la puerta. Cuando todo funciona, eres querido. Todo ello se ha conseguido a base de analizar qué fallaba en nuestra estructura, e ir trayendo gente que nos hiciera mejorar: James Key, director técnico, o el propio Andreas Seidl, del que Dani es fan”.

zak brown sainz