3 '

Según pasan los años se esta comprobando que la diferencia de rendimiento de un equipo satélite y un oficial es ínfima

En MotoGP siempre se han repartido dos títulos por año, como es el de pilotos y equipos, exceptuando esta norma desde hace ya algunos años, que se reparten cuatro. Como bien hemos citado anteriormente tenemos el pilotos, equipos y los añadidos “recientemente”. El mejor piloto y equipo independiente.

Como bien hemos visto en los últimos años, la evolución de Ducati Pramac, Red Bull KTM Tech3 o el joven equipo, Petronas Yamaha. Estos han sido cuanto menos interesante, ya que en muchas ocasiones pusieron en serios aprietos al equipo oficial. El mejor ejemplo sería el caso del Petronas Yamaha con Fabio Quartararo. Por lo que nos surge la siguiente pregunta.

 

¿Es apropiado “dividir” la clasificación o compactarla nuevamente debido al gran rendimiento de los equipos cliente?

Partamos de la base que en la actual temporada 2020, 18 de los 22 pilotos que conforman la parrilla de MotoGP tienen material oficial, aún estando en equipos satélites hace que esta pregunta tenga un valor añadido.

Los cuatro pilotos que no cuentan con material actualizado son los pilotos del Hublot Reale Avintia, Johann Zarco y Tito Rabat con su Ducati Desmosedici GP19, Franco Morbidelli del Petronas Yamaha con una Yamaha de 2019/2020. Y finalizando con Takaaki Nakagami del LCR idemitsu, que tiene una Honda de 2019.

 

Miller cree que hay diferencias notorias

El dominio mostrado por Fabio Quartararo y Petronas Yamaha en las primeras dos carreras de la temporada en el circuito de Jerez han dejado entre ver que no hay diferencia entre un equipo cliente y fábrica.

“Todavía habrá una diferencia, porque las fábricas ponen mucho dinero en su equipo A. Pero afortunadamente estamos en una era en la que nos apoyan las fábricas. Estamos recibiendo un montón de actualizaciones que no hemos tenido en el pasado”, añadía Miller.

Los pilotos satélite no prestan atención a la clasificación del mejor independiente, sino a la general de pilotos, que para ellos es más importante.

“Para ser honesto, ni siquiera miro la clasificación de los satélite. Miras toda la tabla del campeonato y no miras dónde está el próximo corredor satélite. Buscas la mejor posición”, continuaba Quartararo.

Cal Crutchlow, LCR-Honda, Jerez test 2020, MotoGP
Crutchlow piensa todo lo contrario a Miller

Cal Crutchlow lleva recibiendo trato de piloto oficial de fábrica bastantes años, por lo que sus palabras tienen cuanto menos peso.

“No veo una gran diferencia. Pilotas contra el piloto que está delante de ti. No importa si es un piloto de fábrica o un piloto satélite. Recibimos muy buen apoyo de las fábricas. Honda siempre ha sido muy bueno con el equipo del LCR”.

“Nunca he entendido por qué el mejor piloto de un equipo de clientes recibe un premio al final del año”, dijo el británico.

La gran gestión de Dorna en los últimos año ha permitido que equipos clientes entren en la lucha por cosas importantes, algo completamente inviable en el pasado. Ya que luchar por una victoria o un podio era prácticamente algo de ensueño, y no era una opción muy atractiva para los pilotos, patrocinadores,… 

En la era de la comunicación y marketing se ha permitido que el mejor independiente se una al Parc Ferme con los 3 pilotos más rápidos de la sesión en cuestión, llamemosle clasificación o carrera.

Aprilia puede ir al Prac Ferme, ya que al ser equipo con concesiones y permanecer en la estructura de Grenisi se les permite unirse al selecto club de los 3 más rápidos, entonces, deja imágenes cuanto menos curiosas ya que es un equipo de fábrica.

Hoy día la diferencia entre un equipo satélite y un oficial es ínfima en términos de rendimiento. Incluso en numerosas ocasiones, un satélite es mejor, ya que no tienen que probar tantas piezas para el desarrollo de la moto como los pilotos de fábrica.

“Sigo creyendo que todo el mundo tiene como objetivo competir en un equipo de fábrica. Así es como funciona. Afortunadamente, en esta época podemos al menos pilotar un modelo del mismo año”, zanjaba Miller.

Deja un comentario