2 '

Finalmente Fabio Quartararo perdió el liderato del mundial tras caerse dos veces en la carrera de este domingo en Misano

La superioridad mostrada por parte del chico de la Costa Azul en los entrenamientos libres no pudo ser mostrada en el domingo de carreras. En el primer tercio de carrera se podía apreciar como Viñales y él sufrían de forma notoria para seguir el ritmo de los de delante, sin embargo, el #20 consiguió adelantar a Maverick, pero poco le duraría la alegría ya que a la vuelta siguiente este se iría al suelo.

“Demasiados errores por mi parte. La salida no fue buena pero tampoco tan mala. Quise recuperar e ir a por Jack (Miller) pero me precipité. Lo hice como si fuera la última vuelta. No es momento de cometer estos errores, pero seguro que aprenderé de ellos”, reflexionó el galo.

“Pensaba que iba a hacer una buena carrera, pero este es un año extraño. Hay que cometer errores para aprender de ellos. Incluso Marc y Valentino siguen aprendiendo, y yo solo estoy en mi segundo año”, en la clase reina.

Tras las dos caídas de Fabio, este tiene la esperanza y las ganas de volver a luchar por victorias en las próximas carreras, por lo que repetir aquí en Misano le tranquiliza.

“En la próxima carreras quiero volver a pelear por ganar. Cuando adelanté a Maverick podía ir medio segundo más rápido, pero la goma de delante se había sobrecalentado. Me fui largo y me caí”, explicó su primer accidente.

Fabio Quartararo, San Marino MotoGP. 13September 2020

Ambas caídas fueron idénticas, ya que sufrió una falta de agarre en el tren delantero y la moto se le cerro, aunque en distintas curvas, eso si.

“Me sobreexcité demasiado, quise recuperar el terreno perdido demasiado rápido”.

Su futuro compañero de equipo, Maverick Viñales le cerró muy bien las puertas en los primeros compases de carrera, pero finalmente la presión de Fabio facilitó una oportunidad de adelantamiento.

“Me costó mucho adelantar a Maverick y tuve que hacerlo con una maniobra bastante agresiva. Creo que es su forma de pilotar, no creo que hiciera nada raro”.

Ahora, Fabio ya no es líder del mundial, por lo que apriori esta ausencia de presión le facilitará la vida mucho más.

“Puede que la gente piense que tuviera presión, pero de verdad que la presión me da igual. Quiero ganar el título, pero este es mi segundo año. Cometí un error, me emocioné demasiado, punto”, y final.