2 '

Ross Brawn compartió equipo en Ferrari y Mercedes con Michael Scumacher, que tras su retirada de la F1 fue sustituido por Lewis Hamilton, con el que paso algo de tiempo en Mercedes

Si alguien puede hablar sobre Michael Schumacher y Lewis Hamilton con propiedad es Ross Brawn. En una reciente entrevista el británico explicó las diferencias y similitudes de los campeones del mundo. Hamilton alcanzó en el pasado GP de Eifel el récord de victorias que poseía el piloto alemán y sin dudas va camino a superarlo esta temporada.

Ross Brawn, quien trabajó con Michael en su época en Benetton y luego consolidaron una época dorada en Ferrari, manifestó, en una entrevista al ‘Mail on Sunday’, que fuera del coche Michael y Lewis son dos personal diagrametralmente opuestas: “En el coche ambos son talentos absolutamente excepcionales. Fuera del coche, no podría imaginarme a dos personas más diferentes”. 

Brawn fue artífice en el regreso de Schumacher tras su retiro al naciente proyecto de Mercedes para luego apostar por Hamilton como sustituto del alemán también bajo la dirección de Brawn. Sobre Lewis, Ross dijo que es diferente a Michael fuera del monoplaza. 

“Al principio, Lewis me sorprendió. Estaba acostumbrado a Michael y su forma de trabajar muy concentrada. Tenía pocas distracciones y era un hombre de familia. Lewis, por otro lado, con sus viajes, la música, los desfiles de moda, eso me pareció extraño”.

“Hamilton es mucho más extravagante. Pero ha demostrado que esto es parte de su historia de éxito. Y ahora se reconoce como tal. En Schumacher veías inmediatamente esta voluntad, esta tenacidad. Con Lewis, desde fuera, no fue tanto el caso.” 

“Hamilton tendía a ocultar este lado de su personalidad. Pero una vez que te acostumbraste a tu estilo, reconociste un deseo absoluto de triunfar en el automovilismo. Y ambos hacen cosas en el auto de carreras que pocos pueden manejar: la única vuelta sobresaliente”.

En el auto, dice Brawn que ambos pilotos eran iguales y que “ambos siempre podían encontrar algo y no tengo idea de dónde. Y eso deja atónitos a los oponentes en el pitlane”. Ya con un tema más personal, Brawn hace referencia a la arrogancia que ambos pilotos mostraban al exterior.  

“A primera vista se diría que era más fuerte, tal vez incluso arrogante, pero había muchas incertidumbres con él. Por eso estaba tan obsesionado con su conducción”, refiriéndose a Schumacher. 

Para agregar la necesidad que tenía el káiser de un “factor de bienestar, las personas adecuadas a su alrededor, un grupo que le brindara apoyo”, dice Brawn.  “Eran gente como Jean Todt, yo, Rory [Byrne]”.  

Sin embargo esta dependencia no la encontramos en Hamilton: “Lewis, por otro lado, no depende tanto de la gente, creo. Sus otras pasiones en la vida pueden darle más perseverancia. Cuando Michael dejó Ferrari en 2006, estaba un poco exhausto. Lewis conduce tan bien como siempre”.

F1 W04 Launch Ross Brawn and Lewis Hamilton