4 '

Hoy aprenderemos lo que es "dentro" y "fuera" y un nuevo entretenimiento en las carreras aburridas: Contar quién y cuántas veces se salta los límites de pista.

Pues así es. Contra todo pronóstico, al final no llovió en Spa y Hamilton se las vio muy canutas para poder ganar ganó con la mano por fuera y una Coca-Cola. Con un Bottas y un Verstappen sin dar emoción a la carrera (iluso de mí pensar que Bottas haría algo) poca cosa quedaba para intentar estar entretenido durante el Gran Premio. Para colmo, hoy los Haas no han hecho de las suyas. Eso sí, hemos tenido la ya tradicional cagada de Ferrari, con la parada a Leclerc al salir el Safety Car: no tenían las ruedas preparadas. Tras el relanzamiento de la carrera, reparé en algo que sí me mantenía activo mientras pasaban las vueltas. Algo que, de rebote, aumentó el número de interacciones en Twitter.

Todavía no me creo que algo tan obvio y simple como dos rayas blancas esté dando tanto juego y tanto que hablar. A partir de ahora, lo podríamos llamar los “Límites de Schrödinger”. En las cámaras, helicópteros, reglamentos y demás, estas líneas y límites existen. Por otro lado, en los pilotos y comisarios, no las ven. Sorprendente, ¿verdad?

En apenas 5 minutos estaba hartito de ver coches lejísimos de dichas líneas blancas. Para colmo, en Twitter estuve discutiendo con un chaval que argumentaba “que los pianos también son pista porque así lo enseñaron el viernes en los libres con una imagen del Safety Car”. Mi primera reacción fue levantar la ceja. Al final el chico desistió, os diré por qué.

Ante tan emocionante carrera, entré a la web de la FIA y busqué información sobre ello. Tuve que irme al reglamento específico de Fórmula 1, ya que en el general no fui capaz de encontrarlo. El caso, el documento en su página 25 indica lo siguiente:

Artículo 27.3: Los conductores deben hacer todos los esfuerzos razonables para utilizar la pista en todo momento y no pueden abandonar la pista deliberadamente sin una razón justificable.
Se considerará que los conductores han abandonado la pista si ninguna parte del coche permanece en contacto con ella y, para evitar dudas, cualquier línea blanca que delimite los bordes de la pista se considera parte de la pista, pero no los bordillos.

Visto lo cual. La norma está escrita. Pero por alguna razón que se me escapa no se aplica.

De verdad, no lo comprendo. En 2020 y con la mayor tecnología automotriz y electrónica de la historia y no se es capaz de sancionar algo tan claro y evidente. Y será que no hay formas de detectarlo. Lo que más me sorprende son las voces que abogan por “ir a la FIA y pedirles que cambien el reglamento o que escriban una norma específica”. Pero, ¿para qué?. No hace falta porque ya hay normativa acerca de ello. Simplemente hay que aplicarla y punto.

Otro aspecto sería a ver cómo se sanciona una acción de este tipo. Está claro que hacer algo parecido a lo que ocurre en los videojuegos de “frenar” a los coches unos instantes puede ser complicado hacerlo, y más si hay que intervenir de forma electrónica sobre un coche. Una opción podría ser que en boxes se sume tiempo, o que habiliten una recta específica para que los coches frenen. Lo que sea. Y, una vez solucionado esto, el otro escollo sería que fuera algo consistente. No puede ser que en un circuito se aplique así y en otro asá. Pero bueno, pedirle estas cosas a la FIA igual es demasiado. Igual están muy ocupados encargando banderas negras que luego ni utilizan.

Para mí, la solución a este problema es muy sencilla: ser tajante desde el segundo 0. Si desde el principio, Dirección de Carrera y los comisarios fueran exigentes, no deberían perder tiempo después en diseñar excepciones según el circuito y la curva donde se salen los pilotos. Tal como pasó en Austria y ahora este fin de semana en Spa. Y si te sales, pues mala tarde. De toda la vida, cuando uno entra pasado en una curva lo que tiene que hacer es aflojar y hacer lo que esté en su alcance para mantener el coche dentro de las líneas blancas. Al final, con tantas escapatorias y pianos enormes se está abriendo la mano a sobrepasar deliberadamente los límites de la pista. Al final es la historia de siempre: das la mano y te cogen el brazo.

En conclusión. He buscado un entretenimiento que ha acabado quemándome. Para la próxima más me vale buscarme otra cosa. Otro día que necesite enfadarme podría comentar cosas acerca de las Salchichas o Bananas disuasorias. Pero por ahora ya he dado la turra con el reglamento. Esperemos que la próxima carrera de un poquito más de espectáculo que esta. No me explico que un circuito tan mítico ofrezca estas carreras tan soporíferas.

Sobre estas líneas, coches que sí están dentro de la pista. Bajo estas palabras: Hamilton saliendo de pista 4 veces para lograr la pole: