2 '

Tras un Dakar lleno de problemas y de errores por parte de los dos tripulantes del Mini #300, la última etapa de esta edición les permitió ganar con 2:13 sobre Nasser

A pesar de los múltiples problemas sufrido a lo largo de esta edición 43º del Dakar, Carlos Sainz y Lucas Cruz nunca han tirado la toalla, por lo que etapa tras etapa han intentado ganar la especial aun perdiendo toda la esperanza por ganar la carrera, ya que los problemas sufrido a lo largo de los días eran cuanto menos graves. Pues no solo eran pérdidas de rumbo, sino que además tuvieron problemas con falta de neumáticos de repuesto, frenos,… 

Ahora si, tras haber finalizado una de las ediciones más difíciles para la pareja española, están contentos a medias, ya que han acabado en el podio por quinta vez (el caso de Carlos), pero no han ganado como si hicieron en años anteriores.

“Contento a medias, contento por el podio, pero no hemos hecho la carrera que nos gustaría, no podemos estar 100% satisfechos. Creo que el roadbook nos costó entenderlo este año, perdimos mucho tiempo en 2-3 ocasiones, más de media hora. Al final el Dakar no lo puedes ganar así”, comentó el bicampeón del mundo de rallies en meta.

“A nivel de ritmo y velocidad lo hemos tenido toda la carrera, pero nos ha faltado entender mejor el libro de ruta, cómo había que navegar, los cruces… este año era diferente. Al final contento con la velocidad, no por el trabajo que hicimos Lucas y yo”.

El madrileño no quiso perder la oportunidad tras finalizar para felicitar a su compañero de equipo Stéphane Peterhansel por su 14 Touareg.

“Estoy contento por el equipo y por Stéphane, que por eso se le llama Monsieur Dakar. Ha hecho un rally fantástico y se merece la victoria final de este rally. Es un resultado otra vez con el mismo podio del año pasado, pero al revés”, aseguró el piloto madrileño, que sumó su quinto podio desde 2006.

“El podio siempre es importante, pero no puedo estar 100% feliz, porque teníamos la oportunidad de luchar por la victoria y no hicimos un buen trabajo con la navegación y el roadbook. No lo entendimos y pagamos por ello”. 

#300 Sainz Carlos (esp), Cruz Lucas (esp), Mini, X-Raid Mini JCW Team

La segunda semana fue más “fácil” para la tripulación del #300, aunque Sainz afirma que no fue exactamente así.

“Tampoco mucho mejor que la primera semana. El coche ha funcionado todo bien, tuve un par de pequeños problemas, pero al final también es importante tener un poco de fortuna”.

Sainz aprovechó sus últimas palabras para sugerir a la organización donde debe de mejorar, ya que no solo él hizo un apunte tras acabar la etapa 5, sino que además algunos pilotos más avalaron las palabras del español.

“Es muy difícil de interpretar el formato, los cruces, los rumbos… estaba hecho para pillar a los copilotos. Yo lo que creo es que en esta carrera no puede ser que se pierda todo el mundo todos los días, no tiene sentido, es un poco lotería y las marcas apostar a la lotería… para eso en España ya tenemos la lotería de Navidad”, añadió.

La edición de 2022 veremos como Carlos deja los coches de combustión para pasarse al xtreme, una categoría mucho más sostenible con el medioambiente, ya que los vehículos serán 100% eléctricos. Aunque Carlos contará con el apoyo de Q-Motorsport (Audi) para dicho proyecto, no se sabe las opciones que tendrá de victoria, por lo que prefiere ser cuanto menos cauto.

“No lo sé, veremos cuáles son las opciones”, remacha Carlos.

Deja un comentario