2 '

Si en el día de ayer Joan Barreda arrasaba en su paso por la meta. Hoy le ocurriría todo lo contrario, ya que se dejaría 19:11 en meta

La etapa desde “Riad” a “Al Qaisumah” (795 km, 456 cronometrados) daría muchos quebraderos de cabeza a los participantes de la presente edición, ya que la complejidad de la etapa así lo requería.

“Hoy ha sido una etapa que preveíamos complicada, salíamos delante en la primera posición y así ha sido. Los primeros kilómetros han sido difíciles, con navegación entre montañas y mucha piedra, difícil de encontrar los caminos. Pero al final ha salido bien”, comentó Barreda en meta.

“Después, en la parte más abierta, he tenido una complicación, volver al WP para recalar y me ha costado bastante encontrarlo. Luego en la última parte nos hemos juntado y hemos ido en grupo con muchísimas dunas, muy difícil, muy física y la hemos pasado lo mejor que lo hemos podido”.

A pesar de los 11 años de experiencia de Joan en pruebas del rally raid, la “nueva” norma implementada para este Dakar esta dando mucho de que hablar. Ya que todos los participantes reciben el roadbook 20 minutos antes de partir.

“Creo que es muy difícil. Es un tipo de navegación que hasta ahora, con los años que tengo de experiencia, no había vivido aún. Es algo tan continuo, tan difícil durante muchos kilómetros con tan poca información… Bueno, también nos estamos adaptando, pero al final quieres correr más y más y cuesta seguir un ritmo alto con este tipo de navegación”, remachó el de Torreblanca.

Sin embargo, Ricky Brabec, actual compañero de Joan y ganador del Dakar 2020, no encuentra su ritmo para repetir la hazaña de hace un año, pues hoy volvió a ceder un total de 14:12 frente al ganador de la etapa.

“Ayer tuvimos la idea de empezar atrás, pero no creo que haya sido una muy buena idea, de hecho ha sido horrible. Hoy perdí el rumbo y también la confianza en mí mismo, dudaba de todo. He acabado un poco atrás. Quizás habría sido más fácil seguir las trazas de los demás, pero desafortunadamente entramos en un zona de roca sólida y realmente no podía ver las trazas, así que fue muy difícil. Llegué a un lugar y había seis pilotos perdidos, haciendo círculos. A partir de ese momento, seguí y abrí un Way Point, pero no pude encontrar el siguiente después de ese que estaba 100 metros después”, relató, visiblemente afectado.

“Empecé a dudar de si lo estaba haciendo bien… y esos tipos me seguían. Fue solo una gran catástrofe. Perdimos mucho tiempo y realmente no sabía qué hacer. Estaba pensando: ‘Tío, esto es todo. Acabo de arruinar el Dakar hoy’. Siento que tal vez el sueño se ha terminado, pero todavía hay muchas etapas por delante y algo podría pasar. Con suerte, algo cambiará y saldrá a nuestro favor. Aún no sabemos realmente qué pasará en los próximos días”, zanjó el americano. 

Ricky Brabec, Honda HRC, Dakar 2021

Deja un comentario