3 '
Cuenta la leyenda que en los puestos de comisarios existe un trozo de tela negro atado un palo. Se llama bandera negra y parece ser que debe ser agitada a aquellos conductores que cometen infracciones graves. Dicen que el color de esta bandera es tan negro como el coche que conduce Hamilton, un Lewis que debería haber sido sancionado con la máxima tras mandar al hospital a Max Verstappen.

Normalmente me espero unas horas a que me baje la tensión cuando ocurren cosas como la de hoy, pero hoy no puedo contenerme. Claramente, si algún día me llama Netflix para participar en "Jugando con Fuego", no puedo ir. Hoy la ira me come y he sentido la necesidad de escribir esto cuanto antes.

La verdad es que es alucinante la de piruetas que está dando la Formula Uno en afán de destrozar su propia leyenda e historia. Menos mal que la acción de Prost y Senna en 1990 Hamilton y Verstappen este 2021 ha eclipsado el casi pufo que fue el sábado la carrera al sprint. Porque telita también. Volviendo al presente, la carrera en general estuvo bien.

Ferrari en su línea de liarla en las paradas en boxes y problemas inexplicables. Tras eso, Carlos se vio en el tremendo pozo que fue el rebufo de Daniel Ricciardo, que también cumplió un muy buen papel en la pista británica. También excelente fin de semana del otro español, Fernando Alonso. Cumplió con creces el objetivo del fin de semana y nos deleitó el sábado con una de sus espectaculares salidas, y hoy también en las dos salidas. Vettel trompeado, Pérez remontando varias veces tras 25 millones de paradas en boxes y los típicos trenecitos en la zona media podrían completar, para mí, el resumen de la carrera de este fin de semana.

Y vamos por fin al meollo de la cuestión. Tenéis un spoiler en la cabecera del artículo. Para mí, la acción de Hamilton (que no es la primera que tiene así) es punible con bandera negra. Con el agravante que el piloto accidentado ha acabado en el hospital. Para colmo, luego anda preguntando por radio si está bien. Es que manda narices.

Por si esto no fuera poco, al cabo de una vuelta se ha decretado bandera roja, para que el niño pueda tener su coche reparadito y listo para correr. No sea cosa que no le pueda recuperar muchos puntos a su rival. Además, luego tenemos al fenómeno del director de su equipo, mandando correitos al director de carrera con sus respectivos lloros. 

Que alguien me explique por qué han permitido que un piloto que ha mandado al hospital a otro gane una carrera con 5 segundos de ventaja.

Y el acábose era el propio medio ambiente. ¿Cómo vas a sancionar a Lewis en el Gran Premio de casa? ¿Estamos locos o qué? Creo que hoy Masi no ha estado tan hábil como de costumbre. Recuerdo que tardó apenas 20 segundos en Bahréin para "sugerir" a Max que devolviera la posición a Hamilton por adelantar por fuera de pista y hoy han necesitado un período entero de bandera roja para iniciar una investigación, saldándose al final con una sanción de broma que tras una orden de equipo se ha pulverizado rápidamente. Ya sé que el Director de Carrera no sanciona directamente a los pilotos, lo hacen los comisarios. Pero no entiendo cómo ha podido pasar esto.

Este fin de semana, para mí, está pillando mucho tufo a "Todos contra Max". Hamilton va a ganar el octavo, cueste lo que cueste. Verás tú si en dos semanas tiene que subirse alguien al coche de Max. Encima, sale rentable que te sancionen. Alucinante.

Y para intentar quitarme el enfado, el ganador del Gran Premio es el señor de la foto de aquí abajo.

Charles Leclerc, Ferrari, GP GRAN BRETAGNA F1/2021 - VENERDÌ 16/07/2021 
 credit: @Scuderia Ferrari Press Office

Deja un comentario