3 '

Sí, escribo esto casi a media noche, todavía dando volteretas ante el espectáculo que hemos visto en el Hungaroring. Desafortunadamente, ha habido un damnificado en los despachos, pero para mí, el GP de Hungría sólo ha tenido un protagonista.

Se preveía un fin de semana tenso. La turba seguía dándole vueltas al “temita” de hace dos semanas. Y nos iremos al merecido descanso veraniego con más vueltas sobre el tema. Porque hoy hemos tenido un bis de lo visto en Silverstone. En una muy delicada pista, Bottas ha salido fatal y luego ha frenado peor, jugando a los bolos llevándose a Norris y Pérez, siendo el británico de McLaren quien ha golpeado a Max. Fernando bromeaba sobre lo ocurrido en el “corralito”, admirando el “buen trabajo de equipo” del equipo de la Estrella.

Acto seguido, bandera roja mediante, se ha dado una segunda salida que todavía no salgo de mi asombro. Solamente Lewis Hamilton ha colocado su coche en la parrilla, el resto de pilotos acudió al pit-lane para instalar las gomas de pista seca. Increíble es poco y todavía no salgo de mi asombro. A los pocos minutos teníamos un Top 5 muy poco habitual, con un Esteban Ocon que hacía soñar con una victoria para Alpine, que así fue. La carrera del francés es indiscutible, líder aprovechando errores de rivales y aguantó muy bien a Vettel en pista, que intentó tirarle el coche varias veces… aunque parece que alguien se olvidó de tirar gasolina en el depósito y fue excluido a eso de la hora de cenar. Otro éxito de la FIA en la velocidad para aplicar este tipo sanciones, aunque podría entender que haya cierta dificultad técnica para poder investigarlas debidamente.

Una parada para variar la estrategia y remontar de Hamilton empezó a hacer aguas cuando se encontró con un coche azul mate delante de su alerón. La lógica invitaba a pensar que Alonso, con un coche claramente menos potente, ruedas más duras y desgastadas no iba a ser impedimento para que el británico pasara al asturiano. Pero claro, no hay lógica que valga si se trata de Fernando. Lewis las ha pasado muy muy muy canutas para superarlo. Contaba con ventaja de motor y de neumáticos, pero Fernando es enorme y sabía que Lewis no sabe trazar las 3 últimas curvas (así lo admitía en el corralito) y ha jugado su baza. El resultado: 10 vueltas de puro espectáculo automovilístico al nivel de tan grandes pilotos. Sin toques y con mucha limpieza. Eso sí, al final de la batalla ya he pensado que se necesitaban de nuevo neumáticos de lluvia, debido a los lloros de Hamilton por la radio, para variar. 

Una batalla antológica y para los anales de la historia, que el propio ganador del Gran Premio ha agradecido ya que ha sido el 50% (o más, ya veremos cómo lo valora) de su primera victoria en Fórmula Uno. El propio Esteban se ha cansado de repetir por activa y por pasiva los elogios al trabajo hecho por Fernando, a ver si les entra ya en la cabecita a ciertos periodistas que Fernando nunca ha sido el malo de la película. 

Ni está jubilado, ni está entorpeciendo carreras deportivas de jóvenes pilotos. Le pese a quien le pese. Hoy lo ha demostrado. A quien no le guste, que se aguante. Yo todavía estoy dando más saltos que Stroll intentando esquivar a Leclerc en la primera curva de hoy.

Algo pasa cuando has dejado al propio Jeremy Clarkson alucinado.

Esperemos que los encargados de Hungaroring procedan a un reasfaltado del trazado, hay un surco por ahí. Y los comisarios también tienen trabajo. Van a revisar si el coche de Fernando tiene algún tipo de sobrepeso.

Nos vamos de vacaciones y estos dos de la foto pueden irse con la cabeza bien alta, nunca mejor dicho para Esteban Ocon.

Fernando Alonso (ESP) Alpine F1 Team A521, Esteban Ocon (FRA) Alpine F1 Team A521, F1 Grand Prix of Great Britain at Silverstone on July 15, 2021 in Northampton, England.

Deja un comentario