3 '

Pol Espargaró se mostró muy triste tras el resultado obtenido este fin de semana, ya que tras cinco semanas de vacaciones todo parece seguir igual, ya que no tienen grip y no consiguen hacer trabajar la goma blanda

El circuito del Red Bull Ring volverá acoger una cita de MotoGP la próxima semana, y es que, a diferencia del pasado, los pilotos del ala dorada están sufriendo más de lo deseado aquí, ya que ya no solo no consiguen hacer funcionar la goma blanda, sino que además no tienen grip. Es por esto que Pol fue preguntado sobre si está situación puede dar la vuelta en tan solo 5 días.

“Lo intentaremos, claro que sí, lo vamos a intentar, pero si no hemos sido rápidos este fin de semana no los haremos el próximo. Si nos hemos quedado un segundo del primero y las Hondas estaban tercera, cuarta y quinta línea, pues el fin de semana que viene va a ser lo mismo porque vamos a tener las mismas motos, los mismos neumáticos y el mismo circuito no va a cambiar absolutamente nada. ¿Qué le voy a poner más ganas? Pues sí, pero es hemos movido la moto ya tantas veces arriba y para abajo que es que al final, cuando las cosas no van bien, hay que probar piezas nuevas y cosas nuevas. Evidentemente, el error de este fin de semana ha sido mío. Por el neumático medio que no tendría que haber utilizado en el qualy y me he quedado sin neumático de trasero de backup en caso de bandera roja, ha pasado bandera roja y he salido en la segunda carrera con un neumático de cinco vueltas atrás. Ese ha sido mi problema hoy, que por eso ha sido tan desastrosa esta carrera, pero igualmente tenemos que clasificarnos más adelante y es que ahí no le veo yo solución, porque es que las Ducati por ejemplo mejoran entre uno y un segundo y medio con un neumático blando y nosotros somos capaces de mejorar ¿que? tres décimas, dos décimas entre el blando y el medio, prácticamente es lo mismo, así que es complicado, es difícil, pero aún así no estoy triste, estoy cabreado. Y eso no me va a parar el fin de semana que viene. No soy un tío que por muy mal que vayan los resultados se va abajo, yo saldré el fin de semana que viene como si este fin de semana lo hubiera ganado. Pero también hay que tocar con los pies en el suelo y ser consciente de que va a ser más o menos lo mismo, porque corremos en el mismo sitio, con los mismos neumáticos y la misma moto, esto no va a cambiar”.

Además, Pol quiso reconocer abiertamente que en la carrera de hoy cometieron un error, ya que al igual que el año pasado aquí en Austria, volvieron a quedarse sin una goma de reserva en caso de que hubiera bandera roja, por lo que espera seguir mejorando.

“Primeramente sí claro que se lo que hay que mejorar. Hay que mejorar tener un neumático de backup pues en caso de bandera roja estar preparado como los demás y no lo hemos estado, esto ha sido un error. Lo repito, un error mío y de mi equipo que nos la hemos jugado y nos ha salido mal porque ha habido una bandera roja”.

Aún así, Polyccio no se desespera, ya que sabe perfectamente que a la Honda aún le queda margen de mejora.

“Hay que trabajar en distintas líneas, o sea, para mejorar tienes que probar cosas distintas y no tenemos nada que probar, así que. Quiero decir más vueltas que le hemos dado de este fin de semana, no le podemos dar y el grip sigue sin aparecer. Tenemos problemas de agarre y es un problema, así que bueno, intentaré salir con el máximo ánimo posible el fin de semana que viene, tenemos ideas nuevas, pero ya te digo, son ideas que ya hemos probado en otros sitios que reprobaremos y miraremos a ver si funcionan. Pero bueno, hay que ser conscientes, como he dicho a Manuel al final es el mismo circuito, misma moto y mismos neumáticos. No va a cambiar nada, así que. Bueno, vamos a sufrir también, pero bueno, hay que ser positivos y pensar de que las cosas pueden mejorar”.

Pol Espargaro, Repsol Honda Team, Michelin® Grand Prix of Styria

Deja un comentario