2 '

El buen rendimiento de KTM esta sorprendiendo a extraños y desconocidos, aunque Pol es cauto y afirma que sufrirán en la pista de Catalunya

Tras el podio obtenido en el gran premio de Emilia Romagna por parte de Pol Espargaro, este prefiere tener los pies en la tierra en la carrera de casa. El circuit de Barcelona Catalunya es uno de los trazados más difíciles para la KTM ya que no se adapta en absoluto a las características de la moto de Mattighoffen. No obstante, el piloto español se encuentra 10º en la general a 27 puntos del líder, Andrea Dovizioso.

“No estamos a muchos puntos del líder y ahora es el momento en el que recuerdas los puntos que se escaparon por algunas caída absurdas. Pero hay que mirar para adelante, estamos en el inicio de la segunda parte de la temporada, la tenemos marcada en rojo en KTM, porque tenemos un historial de dificultades importantes aquí. Pero todo ha cambiado. La moto funciona mejor y los neumáticos van diferente este año. Así que por qué no tener un resultado como en Brno, que no era un buen circuito para nosotros y logramos un muy buen resultado”, explicó el corredor de Granollers este jueves en Barcelona.

“Hemos ido mejorando los puntos débiles desde el primer año. Teníamos buena la frenada entrando en curva, eso lo estamos exprimiendo y mejorando. Este año tenemos más estabilidad y tracción, lo que nos permite frenar más tarde todavía, parar la moto en medio de la curva y salir fuerte”, valoró las mejoras de la KTM.

“En la última carrera estuve con Fabio (Quartararo) y Joan (Mir) en la parte final, y con la goma (trasera) destrozada pude defender la posición con Fabio. Sé que si les molestas en la frenada matas un poco la salida de la Yamaha. Hemos aumentado las revoluciones este año y hay que saber tus ventajas y utilizarlas en carrera”, argumentó.

Pol Espargaro, Red Bull KTM MotoGP, Misano 2020

A la buena temporada de Pol le falta solo la victoria, una victoria que se le resiste con la KTM. Es por ello que los periodistas aprovecharon para preguntar al español en la rueda de prensa del jueves si pensaba en la victoria de este domingo.

“Ojalá, me encantaría ganar en Barcelona, sería fantástico aunque no haya aficionados. Vamos a ir a por todas, pero normalmente siempre nos ha costado en el pasado este circuito. Estaría feliz si acabo entre los cinco primeros. El año pasado llegué a 20 segundos del ganador. Creo que estamos lejos, hay que mejorar mucho. A ver qué nos depara el fin de semana”, explicó.

Pol, al igual que el resto de pilotos de KTM tienen cuanto menos dificultades para hacerse con el podio en Barcelona, pero nada es imposible en una temporada tan atípica.

“No creo que pueda optar al podio en Barcelona viendo el palmarés y la historia de KTM aquí. He hecho grandes carreras en Moto2 en este Circuito, pero en MotoGP… Es una pena empezar el fin de semana sabiendo que va a ser tan difícil, Nadie sabe qué puede pasar con los neumáticos nuevos, quizá nos sorprendan, pero a priori va a ser muy difícil. Cada circuito este año parece que sea nuevo para todos”, zanjó el de Granollers.