2 '

Kevin Schwantz no aprueba el modelo de empresa que tiene Suzuki, ya que según él, estos deberían de modificar muchas cosas si quieren ser más competitivos a largo plazo

Hablar de Suzuki es hablar de Kevn Schwantz, pues estos estuvieron juntos durante muchos años. Pues no solo fue piloto de la marca, sino también fue embajador de la misma para darle visibilidad al sector de la moto. Sin embargo, desde hace unos años el bueno de Kevin no está del todo cómodo con el enfoque que tiene Suzuki en el proyecto de MotoGP.

“Cuando estaba trabajando con ellos de relaciones públicas hace tres o cuatro años, me di cuenta, por ejemplo, que el personal que tenían contratado en Alemania desde hace mucho tiempo era despedido después de 25 años allí y los reemplazaban por jóvenes. Pensaban que podían hacer el mismo trabajo por mucho menos dinero”, arrancaba el #34.

Es por esto que comparte abiertamente que este no es el camino a seguir por parte de Suzuki, ya que el nivel de la categoría sube a cada temporada que sube y dicho pensamientos les dará más lloros que alegrías en el futuro.

“Cuando piensas así, lo estás haciendo a corto plazo, no piensas en lo mejor para tu empresa en el futuro. Casi me sentía hasta culpable aceptando dinero de Suzuki en 2017 y 2018 mientras estaban despidiendo a sus empleados. Le sugería a los gerentes de Suzuki que pagaran decentemente a sus trabajadores y los mantuviera”.

Finalmente, quiso desvelar algunas dudas sobre su pasado con Suzuki, ya que afirmó no haber estado involucrado nunca en el proyecto de MotoGP. “Nunca me involucré mucho en la gestión del equipo de MotoGP, mi trabajo era promocionar la marca”, aunque reconoce que trabajar codo con codo en el proyecto de MotoGP no le desagrada. Definitivamente creo que podría ayudar a Suzuki”, asevera el dorsal #34.

Kevin Schwantz

Deja un comentario