3 '

Iker Lecuona se mostró muy contento tras la carrera de hoy. Pues en los compases finales se quedó a escasos metros de lograr su primer podio en MotoGP. Aún así, el valenciano consigue su mejor resultado en la categoría reina, 6º

La lluvia, MotoGP e Iker Lecuona es la combinación perfecta para ver como el piloto valenciano puede mostrar toda su calidad a los mandos de una moto. Ya que las difíciles condiciones al comienzo y al final de carrera pudieron regalar al valenciano adelantamientos por todos los lugares de la pista.

“Ha sido increíble. Esperaba que la lluvia comenzase pronto, pero ha sido en las últimas vueltas cuando estaba noveno o décimo cuando ha empezado la tormenta grande. Los pilotos top han ido al pit lane, pero vi la distancia y pensé que era imposible recuperar esa distancia. Han sido muy rápidos, si hubiesen sido 7 vueltas más por supuesto que hubiera entrado. Pensé que la mejor opción era estar en la pista cada vuelta era más difícil, pero en las dos últimas fue imposible pilotar la moto, no podía frenar ni parar la moto. Al final no podías ni acelerar. En general, ha sido una carrera loca”.

Finalmente el agua hizo acto de presencia en Red Bull Ring, ya que en los compases finales de carrera caía una fuerte tormenta de agua, aunque los pilotos más valientes permanecieron en pista con ruedas de seco a 3 para el final. Esto permitió a Iker ganar un buen puñado de posiciones, más las que consiguió adelantar en pista.

“Cuando he parado en la curva uno con Marini y Rossi ha sido una locura, no tenía ni frenos ni manos. No podia frenar ni acelerar, ha sido muy difícil mantener la moto. En condiciones de seco es difícil adelantar y en estas condiciones más todavía porque puedes caerte fácilmente. Ha sido una buena batalla, finalmente para nosotros terminar con estos neumáticos de seco ha sido increíble. Estoy muy contento por ambos. Quiero felicitar a Luca y Marini porque la batalla ha sido muy buena”.

Dichos adelantamientos permitían al #27 colocarse en posiciones de podio, aunque metros más adelante tendría al catalán, Aleix Espargaró. Piloto que también revasó Iker.

“Cuando he visto que estaba segundo me he puesto muy contento porque era muy fácil hacer errores. En las dos últimas curvas los chicos con neumáticos de lluvia me han adelantado. Es algo normal, no es fácil estar delante. Estoy muy contento, para mi es mi mejor resultado en motogp. He tomado mucho riesgo, pero necesitaba sentirme bien”.

Aún con el buen resultado, Iker reconoce que podría haber acabado en el podio si no llega a ser por una lucha que tuvo con Takaaki Nakagami en la parte final de carrera.

“Creo que he perdido el podio cuando he luchado con Nakagami. He perdido mucho tiempo, 3 o 4 segundos, he sufrido mucho en condiciones mixtas. Cuando le adelantaba me devolvía el adelantamiento. En general ha sido una buena carrera y fin de semana, hemos trabajado bien en calificación cambiando la moto. Quiero dar las gracias a mi equipo y a mi familia, también a todos los mensajes de apoyo que recibo en redes sociales”.

Finalmente, se le solicitó a Iker que hiciera balance de como fue su fin de semana en Austria, ya que consiguió ir de menos a más, de más a menos y de menos a más.

“El fin de semana pasado sufrimos mucho, pero desde el FP1 hemos empezado a trabajar en el setting de la moto. Me he sentido muy bien con la moto. El clima es muy bueno con el equipo, hemos trabajado bien y tengo ganas de llegar a Silverstone para coger más experiencia. Tengo mejor actitud en general, he estado cerca de la fábrica y de la Q2 de nuevo, estoy muy contento”.

A pesar de saber que no continuará en este equipo el próximo año, Iker consiguió completar un gran fin de semana, pues se mostró competitivo casi todo el rato, además de conseguir su mejor resultado en MotoGP.

“Es mi mejor resultado en MotoGP he aprovechado la oportunidad para finalizar la carrera. Es mi mejor fin de semana, ha sido difícil gestionar. El año que viene no seguiré en este equipo, pero estoy concentrado y trabajando con el equipo. Es difícil en general mantener la mentalidad. Todo el equipo cree en mi, quedan siete carreras todavía y eso es mucho”.

La última vuelta de Iker fue fantástica, ya que consiguió adelantar a un gran número de pilotos. Por lo que se fue preguntado como fue capaz de mantenerse encima de la RC16, pues había mucha agua en pista, y éste, iba con neumáticos de seco.

“Ha sido muy difícil, nunca he pilotado así, quizás en le mans una vuelta cuando hicimos el flag to flag, han sido tres vueltas con mucha agua y cinco lloviendo. Nos reíamos encima de la moto, hemos tenido mucha tensión con Valentino y Marini, parecía que se terminase el mundo para nosotros. Ha sido una locura encima de la moto, la moto en la curva 3 se paraba y no arrancaba. A mi favor, cuando la cruzaba hacia lo de siempre, cuando he adelantado a Aleix iba cruzado, técnicamente estoy preparado para estas situaciones y he sabido llevarlo bien y con seguridad”.

Iker Lecuona, Tech3 KTM Factory Racing, Bitci Motorrad Grand Prix von Österreich

Deja un comentario