2 '

Desde hace ya bastantes carreras no hay un fin de semana sin que se les generen nuevos enemigos al panel de comisarios

Las sanciones desproporcionadas o la falta de estas por parte del panel de comisarios comandado por Freddy Spencer esta enfadando cada vez a más gente del paddock. Y es que tantas han sido las polémicas, que la última que genero el detonante fue la salida desproporcionada de pista de Pol Espargaro sin sanción en el gran premio de Estiria. Dicha acción molesto de forma notoria a Joan Mir y al seno de Suzuki, ya que consideran que estos deberían de haber terminado en tercer lugar en vez del piloto de Granollers.

“Creo que se les está dando demasiada importancia a los comisarios en una disciplina en la que apenas deberían intervenir. Esto no es fútbol o baloncesto, que necesitan de un árbitro que juzgue si una acción es falta o no. Esto son carreras en las que se sale y gana el que llega el primero a la meta”, reflexiona Brivio cuando era citado en una conversación telefónica con ‘Motorsport.com’.

“Tal como yo lo veo, habría que reducir al máximo el intervencionismo de los comisarios, y eso se consigue con un reglamento más preciso. El control es necesario, pero el que hay a día de hoy está condicionando demasiado los resultados”, añade el ejecutivo.

Davide Brivio, MotoGP, Suzuki
Davide, al igual que la mayoría de pilotos piensan que la norma no es clara, por lo una normativa sumamente precisa ahorraría mucho trabajo al panel de comisarios y a los pilotos.
 

“Algunas normas dependen demasiado de la interpretación de los comisarios. Y cuando eso pasa, abres la puerta a los juicios subjetivos. Dirección de Carrera dice que la regla es clara, y que no se puede pisar la zona verde si el piloto que lo hace “saca una clara ventaja de ello”. Pero claro, mi interpretación de lo que es una ventaja claro puede ser distinta a la tuya”, especifica el responsable de Suzuki.

“Resulta que uno puede exceder los límites hasta cuatro veces antes de ser penalizado. Entonces, lo que están promoviendo es que los pilotos arriesguen más de la cuenta, porque saben que pueden irse largos hasta cuatro veces sin que les pase nada. El principio de esta discipline es que las motos deben permanecer en el asfalto”, opina el team manager del fabricante de Hamamatsu.