3 '

Este domingo son las 500 Millas de Indianápolis. Alonso buscará completar la triple corona y centra toda la atención. Pero Alex Palou, debutante, anda molesto (por lo del centro de atención)

Empecemos con los hechos. Fernando está en su tercer, y muy probable último, intento para intentar completar la Triple Corona. Mientras escribo esto, se está disputando la última sesión de entrenamientos, el “Carb Day”. Todo el mundo está ultimando los reglajes de su coche para el domingo. Uno de ellos, Alex Palou, saldrá por el interior de la tercera línea al haber clasificado séptimo el domingo pasado en el “Fast Nine”. El joven piloto barcelonés buscará relizar un gran papel en su primera participación en tan mítica carrera, algo que se verá eclipsado por un Fernando Alonso que necesita remontar para tener opciones. 

De esto último se quejó Alex ante los medios tras clasificarse para competir en el Fast Nine. El asturiano acapara todos los medios españoles. ¿Algo esperado? Veamos.

Alex Palou Indycar

La verdad es que una rápida búsqueda en Google inclina la balanza en favor del de McLaren. Incluso los directivos de Penske, actuales propietarios del circuito, celebran que Fernando esté en pista. Faltaría más, ya que les da una visibilidad tremenda no sólo en Estados Unidos sino también alrededor del mundo. La otra cara de la moneda es Alex Palou, cuyo coche negro y fucsia carece de patrocinadores. En verdad, para mí no hay nada malo en ello (en lo de la proporción de medios que hablan de uno y otro).

Es totalmente normal que la atención se centre en el piloto que puede lograr algo importante antes que en el debutante que aún tiene un mundo que comerse primero. Y con sus quejas, creo que Alex ha pecado de egoísta. Además, aunque tenga menos micros delante, tiene algunos y puede hablar con ellos, que aquí no se crea nadie que se aíslan a los debutantes. Y ojo cuidado, que no se lleve el premio al mejor debutante. Muy merecido, por cierto. Su temporada está yendo muy bien y su debut en las 500 millas, más. A ver si redondea el resultado este domingo.

Y acabemos con Fernando. Obviamente se merece toda la atención del mundo, faltaría más. Rara vez un piloto con su palmarés sale de su zona de confort a jugarse el prestigio. El año pasado fue fatal, con el McLaren-Carlin y acabando descalificado. Obviamente en este artículo quiero obviar a los medios que lo hacen bien, que estas semanas han sacado portadas del asturiano y explicando cosas de carreras.

El año pasado en mi blog personal hablaba de la falta de profesionalidad de cierto periodista español al negarse a retransmitir una carrera la cual Alonso no iba a correr tras ser descalificado. Hoy, nos hemos enterado de que el mismo medio sólo va a dar para el gran público la primera media hora de carrera, para luego pinchar un partido de fútbol de ascenso a primera división, sin desmerecer a los futbolistas obviamente. No entiendo dónde han visto mayor visibilidad para reemplazar la emisión de una de las carreras más importantes del mundo. Pero bueno, ellos sabrán. Otros que tal bailan son los “expertos” de cierta cadena de televisión con el logo de color verde. El youtuber del pelo largo diciendo esta tarde, en horario de máxima audiencia, que lo importante es salir delante. Gracias.

Ya lo apuntaba hace unas semanas cuando el asturiano anunció el fichaje por Renault. En España, desgraciadamente, ni nos gusta la F1, ni las carreras, ni siquiera el deporte en general. Tenemos los medios deportivos que tenemos porque nosotros mismos, como masa de audiencia, les damos alas. Los “tontos útiles”,  he llegado a leer por ahí. Medios que se dedican a buscar el próximo pelele del que hacer sangre y sacar todo lo que se pueda hasta que deje de ser útil. Esperemos que a Alex le vaya genial y no caiga en las manos de esta gente. Fernando ya se las ha visto con ellos y sabe torear bastante bien, menos mal.

Sólo nos queda esperar que el domingo haya una buena carrera y que dichos medios no ensucien más tan bello espectáculo. Y a nosotros, como seguidores de esto, nos queda apoyar a los medios que realmente nos esforzamos para entender cómo va esto y trabajar en favor del deporte, y no de un ego concreto. Y, muy importante, disfrutemos de la carrera.