3 '

Mercedes volvió a las posiciones de arriba este fin de semana pasado en Londres, donde uno de sus pilotos, Nyck de Vries, consiguió dos podios en dos carreras; Vandoorne, en cambio, tuvo más mala suerte tras un accidente con Rowland privándole del podio

El pasado domingo comenzó la carrera para Vandoorne con muchas razones para que éste estuviera contento, y es que partía desde la pole. En la clasificación, el belga tuvo una fantástica actuación llevándose el mejor tiempo por delante de Rowland, que tampoco pudo superar a Vandoorne en la fase de salida.

Durante una fase de coche de seguridad, ambos se colaron detrás de Lucas di Grassi, que se hizo con la primera posición de la carrera con un polémico atajo por el pit lane. En la batalla por el segundo puesto, Rowland finalmente frenó antes de la curva 10 y se deslizó hacia el coche de Vandoorne con las ruedas bloqueadas. Ambos perdieron numerosas posiciones.

“Es increíblemente decepcionante y frustrante”, dijo el belga tras la carrera. “Tenía todo bajo control y ahora estoy ahí sin puntos. Hablé con Oliver y asumió la responsabilidad del incidente. Duele perder tantos puntos y una posible victoria en la carrera de esta manera. Los puntos habrían sido inmensamente importantes porque ha estado muy cerca esta temporada”.

Oliver Rowland también se disculpó públicamente con Mercedes después de la carrera. “Hoy ha sido un día decepcionante”, dijo el británico. “Tuvimos un buen ritmo en la clasificación y en la carrera, sin embargo un error nos arruinó la carrera a Stoffel y a mí. Lo siento por él y por el equipo. Lo haremos mejor en Berlín”.

El jefe de equipo de Mercedes, Ian James, se mostró igual de decepcionado que Vandoorne tras el final de la carrera, pero fue un poco más explícito: “El segundo coche de seguridad ha puesto las cosas patas arriba hoy”, analiza el británico. “Primero di Grassi se puso en cabeza cuando también adelantó a Stoffel en el pit lane. Luego, en cuanto volvió a entrar el coche de seguridad, Stoffel fue sacado de la carrera en un ataque demasiado optimista de Rowland”.

“Dañó su coche y le hizo retroceder hasta la 15ª posición. Fue un incidente increíblemente frustrante y trascendental que le costó a Stoffel una posible victoria”, dijo James. “Afortunadamente Nyck se mantuvo al margen de todo el lío y llevó el coche a la meta en un meritorio segundo puesto”.

El holandés de Vries intercambió el liderato con Vandoorne varias veces en los primeros compases de la carrera, pero estaba por detrás de su compañero de equipo en el momento del incidente de Rowland. A falta de 16 minutos para el final, Alex Lynn le adelantó en la curva 1 gracias a la potencia extra del ‘Fanboost’, haciendo que de Vries cayera al tercer puesto. Tras la descalificación de di Grassi, el piloto de Mercedes aupó hasta la segunda posición.

“Es mi segundo podio este fin de semana, pero al final estoy un poco decepcionado por haber acabado sólo segundo hoy”, explicó de Vries. “Pero lo siento más por mi compañero de equipo Stoffel, que creo que merecía ganar pero fue sacado de la carrera por Oliver Rowland. No se puede hacer nada en casos así”.

De Vries, tras su actuación en Londres, se pone al frente de la general del campeonato de pilotos gracias a su doble podio en Londres, por delante de su compatriota Robin Frijns (Virgin), que terminó cuarto el domingo. Vandoorne sólo consiguió el 15º puesto, y para volver a la lucha por el campeonato, necesita dos resultados destacados en el final de temporada en Berlín. 

Nyck de Vries (NLD), Mercedes Benz EQ, EQ Silver Arrow 02, 2nd position, passes the chequered flag

Deja un comentario