3 '

Antonio Félix da Costa y Lucas di Grassi aún tenían posibilidades de ganar el título el pasado domingo pero un incidente de carrera arruinó las posibilidades de ambos; el brasileño recibió una penalización por ello, mientras que el portugués lo calificó como una maniobra sucia

Durante la carrera del domingo, di Grassi presionó al todavía vigente campeón con el DS Techeetah que venían luchando por mejorar sus posiciones. Sin embargo, tras media hora de carrera cuando llegaron a la curva 2, di Grassi intentó adelantar a Da Costa por el interior, lo que provocó un toque entre ambos mandando al de Lisboa contra el muro. Inicialmente, el piloto de Audi hizo su amago por el carril exterior, pero en el último momento sorprendió al entrar por el interior resultando finalmente en un incidente. 

Félix da Costa se estrelló inevitablemente contra el muro, dañando la parte delantera derecha y el alerón delantero, por lo que no pudo continuar. Di Grassi pudo continuar sin daños. Tras una fase de coche de seguridad, durante la cual se recuperó el coche accidentado, el control de carrera emitió una penalización de drive-through contra di Grassi. Esto significaba que el piloto de Audi tampoco tenía posibilidades de obtener un buen resultado.

“Iba un poco más rápido que da Costa, me tiré hacia el interior, y luego el coche subviró”, explicó di Grassi el accidente tras la carrera. “Por eso le he tocado un poco, lo suficiente como para mandarle al muro. Ha sido un toque mínimo, pero exactamente en el lugar equivocado, porque he golpeado su alerón delantero y su neumático delantero. Eso le hizo chocar contra el muro”.

“Esa no era en absoluto mi intención, realmente desafortunada”, aclara di Grassi. “Intenté darle espacio, pero aun así se produjo este pequeño contacto. Al final, fue realmente un incidente de carrera, pero destruyó su carrera. Me han penalizado por ello y la carrera ha terminado. Se pueden entender ambos puntos de vista. Le pedí disculpas porque estaba justamente molesto”.

Sin embargo, di Grassi no está de acuerdo con la sanción del drive-through: “Creo que fue demasiado dura y realmente desafortunada. Creo que me sancionaron por el resultado de la acción, no por la maniobra en sí. En una situación normal, creo que hay que juzgar la acción en sí, no el resultado”, opina el campeón de 2017, “tampoco le empujé por detrás, estábamos uno al lado del otro. Estoy seguro: si no hubiera habido un muro, no habría habido sanción. Hemos visto acciones mucho peores en la Fórmula E que no resultaron en una sanción”.

Da Costa califica la maniobra de Di Grassi: “Hacer ese intento de adelantamiento así fue una maniobra sucia”

Como era de esperar, Félix da Costa se mostró frustrado tras la carrera. Desde su punto de vista, no podría haber hecho otra cosa: “Fui completamente empujado contra el muro por di Grassi”, subrayó el portugués tras la carrera. “Es un campeón del mundo y un piloto excepcional, y realizar una maniobra así es realmente sucio. Estoy triste porque hemos trabajado mucho y lo hemos dado todo”.

Sin embargo, el portugués también reconoce: “Para ser justos con él, ya ha venido a pedirme disculpas. Me dijo que le quitó el volante de la mano cuando nos tocamos. Es una pena, por supuesto. Pero se disculpó, así que todo está bien”.

Así que se quedó en nada con la defensa del título. Felix da Costa terminó su séptimo año en la Fórmula E en la octava posición de la general, un punto y un puesto por detrás de di Grassi. Su conclusión de la temporada: “Tuvimos nuestros altibajos, pero no debemos estar decepcionados por haber perdido este campeonato ante equipos y pilotos tan grandes. Mercedes y Nyck de Vries) lo hicieron bien. Duele porque no somos buenos perdedores. Pero lo convertiremos en motivación y hambre durante el parón de la temporada para volver aún más fuertes”, finalizó el piloto de Lisboa.

Audi e-tron FE07 #11 (Audi Sport ABT Schaeffler), Lucas di Grassi

Deja un comentario