2 '

Pérez consiguió una increíble séptima posición tras remontar desde la última plaza tras un choque con Max Verstappen en la primera vuelta

Pérez sin duda se robó todos los aplausos del domingo en Portimão. El mexicano mostró un gran manejo que le permitió terminar 7° después de un incidente que lo dejó último en el comienzo de la carrera. Además, Checo fue elegido como piloto del día, y no era para menos. 

El piloto mexicano llevó adelante una gran recuperación desde el fondo del grupo hasta el séptimo lugar. Al comienzo de la carrera las condiciones en la pista no eran las mejores, “Checo” vio una oportunidad de adelantar al Red Bull de Verstappen pero terminó tocando al holandés en la curva lo que dañó su Racing Point y lo envió al final de la parrilla. 

“Había poco espacio, las llantas estaban muy frías, poco agarre, estaba lloviendo un poco, así que intenté ir por fuera”, explicó Pérez el incidente. “Creo que le di suficiente espacio a Max, pero la pistaba estaba muy complicada en esos momentos del inicio de la competencia”. 

Pérez debió ir al box y desde ahí comenzó una loca carrera que lo llevó al 5° puesto. En las últimas vueltas sus neumáticos rojos comenzaron a decaer en el rendimiento y fue presa fácil de Gasly y Sainz: “Después del accidente la carrera estaba totalmente perdida, se fue a peor cuando me dijeron que la llanta estaba pinchada.” 

“Pude recuperar el coche, logré ir a pits y, a partir de ahí, fue increíble. Tuve un ritmo muy bueno y eso nos ayudó a regresar. En el neumático blando, donde todos sufrieron bastante, nos perjudicó un poco y al final ya no pudimos mantener a Gasly y a Sainz atrás, pero aún así fue una buena recuperación”. 

El mexicano se lamentó porque según lo mostrado en pista, sin el incidente del comienzo sin dudas el resultado hubiera sido otro, porque no pensar en llegar al podio: “Sin duda más arriba sí. Sin el accidente pudimos haber estado más cerca del podio”. 

Daniil Kvyat, AlphaTauri AT01, leads Sergio Perez, Racing Point RP20