< 1 '

Viendo la actuación de "Checo" Pérez en el GP de Portugal, queda la pregunta de que si la F1 está en condiciones de dejar a un talento como el mexicano fuera de la parrilla en 2021. Es que Pérez dio en Portimão una verdadera lección de manejo llevando su Racing Point al límite

Largando 5° Sergio se vio involucrado en un toque con Verstappen en las primeras vueltas que lo llevaron al fondo del grupo. Pero en vez de decaer el ánimo lo revitalizó y comenzó una remontada que ayudado por su pronta parada le permitió mantenerse más tiempo en pista. 

Es así que “Checo” se abrió camino entre el grupo, mostrando un gran rendimiento de su monoplaza. En contrapartida su compañero en el equipo rosa, comenzaba una serie de errores.

Superando los límites de la pista y llevando a cabo maniobras al límite que le costaron penalizaciones de tiempo. Una situación rara ya que Pérez deja el equipo en 2021 y Stroll se mantiene en él, evidenciando claramente su posición de hijo del dueño. 

“Checo” llegó a las últimas vueltas en un impresionante 5° puesto, un resultado increíble para el equipo. Ya para ese entonces Stroll se había convertido en el único abandono de la carrera.

En las últimas vueltas el rendimiento de Pérez se vio afectado por los neumáticos rojos, los más suaves de la gama que Pirelli trajo a Portugal. 

Este compuesto no rindió de la mejor manera y fue casi imposible para el mexicano defenderse de los ataques, primero de Gasly con Duros y luego de Sainz con los medios. Así y todo

Sergio alcanzó un séptimo puesto que marca sin dudas la clase de piloto que es y que siembra la duda sobre si la F1 puede perderse este talento la temporada que vie

Daniil Kvyat, AlphaTauri AT01, leads Sergio Perez, Racing Point RP20, and Romain Grosjean, Haas VF-20

Deja un comentario