3 '

La FIA está investigando si Hamilton habría cometido alguna infracción al subir al podio con la camiseta de Breonna Taylor en el Gran Premio de Toscana, resaltando la brutalidad policial

Hamilton consiguió la victoria en Mugello el pasado domingo y, tanto antes como después llevaba una camiseta que hacía referencia a un crimen racista bastante conocido mundialmente, el caso de Breonna Taylor. En su camiseta ponía delante: “Arresten a los policías que mataron a Breonna Taylor”. Por detrás, había una foto de su cara y las palabras: “Di su nombre”.

Taylor era una sanitaria negra de Louisville, Kentucky, que a inicios de este 2020 murió tras ser disparada en su casa por la policía que a principios de este año recibió varios disparos en su casa por parte de la policía después de equivocarse de casa durante una operación de investigación de narcóticos.

Su novio, Kenneth Walker, tenía un arma con la que disparó a los policías creyendo que podrían ser intrusos, por lo que ellos devolvieron el fuego, dando a Taylor, que recibió ocho disparos y murió a causa de sus heridas. Los policías implicados están siendo investigados por posible infracción de la ley al utilizar una fuerza excesiva o si actuaron en defensa propia después de que el novio de la víctima les disparara.

La polémica surge sobre si la camiseta de Hamilton era una opinión política, ya que algunas personas lo consideran así, algo totalmente contrario a lo que opina la propia Mercedes que respondió en redes sociales en el día de ayer.

“No estamos trayendo la política a la F1, estos son temas de derechos humanos que estamos tratando de resaltar y concientizar. Hay una gran diferencia”.

En una nota que se envía a los pilotos antes de la ceremonia antirracista que sucede antes de la carrera, Michael Masi, deja claro siempre que: “La FIA apoya cualquier forma de expresión individual de acuerdo con los principios fundamentales de sus estatutos”.

Los estatutos de la FIA son muy claros en este aspecto ya que establecen que el órgano de gobierno es neutral en todo lo que hace y en sus documentos se dice que: “La FIA se abstendrá de manifestar discriminación por motivos de raza, color de la piel, género, orientación sexual, origen étnico o social, idioma, religión, opinión filosófica o política, situación familiar o discapacidad en el curso de sus actividades y de tomar cualquier medida al respecto”.

También hay una referencia en el el artículo 10.6.2 del Código Deportivo Internacional: “Los participantes que participen en competiciones internacionales no pueden poner en sus coches publicidad de carácter político o religioso o que sea perjudicial para los intereses de la FIA”.

Hamilton comentó que llevaba tiempo queriendo usar esa camiseta pero que tenía dificultades para conseguirla: “Me llevó mucho tiempo conseguir esa camiseta y he estado queriendo usarla y concienciar a la gente de que hay gente que ha sido asesinada en la calle y hay alguien que ha sido asesinado en su propia casa”.

“Y entran en la casa equivocada, y esos tipos siguen caminando libres y no podemos descansar, no podemos… tenemos que seguir concienciando con ello”.

En 2006, los organizadores del Gran Premio de Turquía recibieron una multa de 5 millones de dólares después de que el entonces dirigente turcochipriota Mehmet Ali Talat presentara el trofeo del ganador y fuera presentado como “Presidente de la República Turca de Chipre Septentrional”, que sólo era reconocido por Turquía.

El circuito de Jerez, en España, también perdió su lugar en el calendario de la F1 después de que el alcalde local hiciera una aparición no programada en el podio.

SCARPERIA, ITALY - SEPTEMBER 13: F1 drivers including Pierre Gasly of France and Scuderia AlphaTauri and Alexander Albon of Thailand and Red Bull Racing stand and kneel on the grid in support of ending racism before the F1 Grand Prix of Tuscany at Mugello Circuit on September 13, 2020 in Scarperia, Italy. (Photo by Mark Thompson/Getty Images) // Getty Images / Red Bull Content Pool  // SI202009130169 // Usage for editorial use only //