2 '

El jefe de la escudería austriaca afirma que la conexión que tiene con el reciente campeón del mundo es algo que vale más que un trozo de papel, ya que se encuentran tan a gusto que espera que esa relación continúe

Max Verstappen consiguió cumplir su sueño de ser campeón del mundo de Fórmula 1 la pasada temporada cuando ganó la última carrera del año en el Gran Premio de Abu Dhabi y lo hacía con el equipo que le hizo ganar en su primera carrera, Red Bull.

Y es que la marca de las bebidas energéticas vio el talento del joven holandés haciendo que saltara a la Fórmula 1 directamente con Toro Rosso en 2015 junto a Carlos Sainz. Pero cuando llevaba poco más de un año fue ascendido a Red Bull para sustituir a Daniil Kvyat, que ocupó el puesto dejado por Max.

El campeón del mundo de 2021 debutó en el Gran Premio de España de 2016 con el equipo austriaco y gracias a una buena carrera y el choque entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg en la primera vuelta, Verstappen conseguía su primera victoria en la Fórmula 1.

Desde entonces, las dudas sobre el talento del holandés se despejaron tras ese GP y su carrera comenzó a despegar siendo señalado como un posible futuro campeón del mundo. Tras la salida de Daniel Ricciardo a finales de 2018, se convirtió en el líder del equipo.

En 2021, finalmente, llegó su ansiada oportunidad de luchar por el mundial, y junto con la ayuda de su compañero Sergio Pérez, además de un coche competitivo por parte de Red Bull Honda, le permitió alzarse con su primer campeonato.

Pero no ha sido lo único logrado por Verstappen, ya que ha forjado una gran relación con todos los miembros del equipo, principalmente con sus dos jefes, Christian Horner y Helmut Marko. Fue hasta tal punto que el holandés quiere seguir repitiendo estos éxitos con su actual equipo.

"Me encanta lo que estoy haciendo y me encanta formar parte del equipo. Ya lo dije en la radio en la vuelta [en Abu Dhabi], quiero hacer esto con este equipo durante otros 10 o 15 años. Espero que dentro de esos años, por supuesto, podamos ganar más campeonatos porque ese siempre ha sido el objetivo", dijo Max después de ganar el campeonato.

Y esto es algo que también ha dejado huella en su jefe, Christian Horner, que declaró lo siguiente: "Las relaciones, creo, no tienen que ver con los contratos, se trata exactamente de relaciones. Y Max, llegó al equipo siendo casi un niño y se ha convertido en un joven, y ha crecido con el equipo."

"Creo que la relación que compartimos, la confianza que tenemos el uno en el otro, vale más que cualquier trozo de papel. Espero correr con Max durante muchos años, y creo que los mejores años están aún por llegar", dijo el máximo dirigente de Red Bull, como recogen en SpeedCafe.

MILTON KEYNES, ENGLAND - DECEMBER 15: 2021 F1 World Drivers Champion Max Verstappen of Netherlands and Red Bull Racing hugs Red Bull Racing Team Principal Christian Horner as he arrives at Red Bull Racing Factory on December 15, 2021 in Milton Keynes, England. (Photo by Mark Thompson/Getty Images) // SI202112150330 // Usage for editorial use only //

Deja un comentario