4 '

Hace muchos, muchos años le preguntaron a Henry Ford ¿Usted, cuando cree que empezaron las carreras de autos? "A los 5 minutos de que se fabricó el segundo auto"

Esta pícara respuesta no estaba tan alejada de la realidad pues desde que comenzó la fabricación de autos los nuevos conductores empezaron inmediatamente a ver, primero de manera individual, que era lo que estas impresionantes maquinas podían hacer y, cuando uno vio que algún otro también tenía auto empezaron a competir para ver quién podía ser el más veloz.

El primer evento automovilístico surgió después de que salieron los primeros motores a gasolina y fue organizado por un periódico en Francia, el evento constó de un recorrido de poco más de 2 kilómetros en la periferia de Paris y solo contó con un automóvil, esto sucedió en el año de 1887.   

La primera carrera, como tal, ocurrió en el año de 1894, también en Francia y contó con la participación de 24 pilotos en un recorrido de 127 kilómetros entre las ciudades de Paris y Ruan, en Normandía, no solo fue la primer carrera sino que tuvo la primer controversia ya que al auto ganador, un Dion Bouton le fue retirada la victoria por haber contado con ayuda no permitida por lo que se le otorgó la victoria a un auto Peugeot conducido por Reneé Panhard, la velocidad que dieron los autos en esta carrera superaba los 20 kilómetros por hora, impresionante.

Aquí empezaron a formalizarse las competencias de autos en toda Europa, el interés principal venía de los fabricantes que, de esta manera mostraban al mundo sus creaciones. Las primeras carreras se realizaban en caminos rurales, en muchos casos de terracería y por lo general siempre se presentaban muertes.   

Los pilotos eran por lo general los propietarios de los autos que, ya sea representaran a una marca o bien fueran dueños o copropietarios de las fábricas que los producían y así comenzó la afición a las carreras de autos. Los aventureros que se inmiscuían en esto fueron creciendo en número y en el año de 1897 se fundó el primer club de automovilismo deportivo, esto en Inglaterra, el Royale Automobile Club.

Los aficionados se fueron sumando por miles y miles y el interés de las nuevas Asociaciones o clubes motivaron que se hicieran más eventos, casi todos ellos de resistencia pues el poder recorrer una distancia de 1000 kilómetros en tan solo dos días en un auto era una proeza verdaderamente impresionante, como lo fue el caso del rallye París-Burdeos-París.

Las carreras no tenían regulaciones específicas, así que se veían autos de distintas cilindradas y de dimensiones muy variadas y en casi todos los eventos siempre se presentaban fallecimientos tanto de pilotos como de espectadores que se colocaban a la vera del camino a ver estas impresionantes máquinas y fue hasta el año de 1903, después de un trágico Rally París-Madrid que se eliminaron casi por completo esas competencias de resistencia.

El primer certamen de carácter internacional se dio en la ciudad de Nueva York, auspiciado por el propietario de un periódico y que bautizó como Copa Gordon Bennett. Aquí se invitó a todos los países que tenían ya fábricas de autos a inscribir al menos uno que representara a su país, esto creó una rivalidad deportiva además de que impulso al naciente mercado de automóviles en todo el mundo ya que al principio en cada país por lo general solo competían autos producidos en el país donde se compitiera.

Ya en el inicio del siglo XX inició la evolución de las competencias. En cierta ocasión un hipódromo de la ciudad norteamericana de Milwaukee presto sus instalaciones para una competencia y esto fue copiado por los británicos que, inspirados en esa carrera decidieron crear el primer autódromo en la ciudad de Brooklands, Inglaterra para el año de 1907, el primer trazado diseñado exclusivamente para las carreras de autos. 

Ya para entonces existían varios países que tenían sus clubes de automovilismo y se creó la Asociación Internacional de Automóvil Clubs Reconocidos (que después se rebautizaría como Federación Internacional de Automovilismo (FIA) con sede en la ciudad de París el 20 de Junio de 1904 con el fin de ir regulando las normas de esta nueva actividad.

Se internacionaliza la pasión por los autos, pero la Primera Guerra mundial puso un alto a las actividades recreativas y al final el continente Europeo quedo tan devastado que poco se podía hacer para seguirle dando más impulso, más fuerza.   

Uno de los primeros cambios que se hicieron a los autos para considerarlos más "de carreras" fue hacerlos monoplazas, esto se empezó simplemente retirando el asiento del copiloto o bien, cambiando el asiento corrido delantero de los autos por uno individual solo para el piloto, esto con el afán de bajar peso a la unidad y hacerla más rápida.

En los años 20 se empezó a homologar el peso de los autos, nace "La Catedral del Automovilismo" en Monza, se crea Las 24 Horas de Le Mans y se inicia el sistema de clasificación en el Gran Premio de Mónaco. Pero, cuando comenzaba a cobrar más fuerza y se empezaban a ver más avances en el desarrollo de autos y motores explotó la Segunda Guerra Mundial, devastando nuevamente al continente.

Al terminar la conflagración se determinó que ya no era conveniente que en las carreras participara cualquier tipo de automóvil y se empezó a pensar en una nueva normativa para las carreras, creando divisiones o categorías. Se determinó que el año de 1950 sería el Primer Gran Premio organizado por la FIA bajo esas nuevas normas en el Circuito de Silverstone con el nombre de Gran Premio de Inglaterra.

El primer Gran Premio del Campeonato Mundial de Fórmula 1, nombre dado por las "fórmulas" que debían aplicar dentro del nuevo reglamento los autos participantes aunque vale mencionar que la primer carrera que se corrió bajo el nombre de Gran Premio fue en el año de 1906 en la localidad de Le Mans y que ostenta el título de ser "El primer Gran Premio" en la historia.

Deja un comentario